fbpx
La importancia del sistema de frenos de nuestro vehículo
octubre 15, 2021
Talleres mecánicos García Barreiro
La digitalización del taller mecánico de vehículo industrial
enero 11, 2022

Los vehículos especiales y sus especificaciones.

Los vehículos especiales son aquellos que se utilizan para realizar obras y servicios determinados del sector industrial, como las grúas, las excavadoras, las barredoras o las apisonadoras, y también la maquinaria agrícola y sus remolques, como los tractores, las cosechadoras o cualquier otra máquina similar. Hay empresas que necesitan vehículos grúa o de grandes camiones para remover tierras y transportarlas. La realidad es que existen tantos vehículos especiales como necesidades exista en un sector cada uno de ellos con su especificación diferente.

Generalmente estos vehículos pueden tener unas dimensiones superiores a las de los vehículos tradicionales.

Lo cierto es que al ser más grandes en dimensiones, es diferente el riesgo que puede haber con ellos en carretera, ya que suelen ser menos maniobrables y no solo tienen, sino que deben circular a una menor velocidad.  Además, estos vehículos no pueden frenar de forma repentina de la misma forma que un vehículo normal ante un imprevisto, ya que no tienen la misma capacidad de maniobra.

Por ello, cuando este tipo de vehículos circulan por carreteras convencionales o vías de servicio, los conductores de vehículos especiales tienen que tener especial cuidado con incorporaciones y salidas de vía, giros hacia otras vías y adelantamientos, ya que cualquier maniobra peligrosa puede poner en riesgo la circulación y a los vehículos de alrededor.

Por eso también es tan importante que este tipo de vehículos tengan un mantenimiento frecuente y se sometan a reparaciones siempre que sea necesario.

 

Limitaciones de los vehículos especiales

Los vehículos especiales pueden exceder las dimensiones máximas comunes, pero se tendrán que quedar dentro de unos límites impuestos por la DGT para cada caso. Tienen además limitaciones en la velocidad de circulación debido al gran volumen que a veces mueven o transportan, o que ellos mismos tienen como vehículo. Incluso hay algunos modelos de vehículos especiales que no circulan bajo ningún concepto por las vías públicas ya que rebasan los límites de peso y dimensiones permitidos.

Para poder conducir este tipo de vehículos, según la normativa vigente y dependiendo de cómo sea el vehículo especial agrícola, puede necesitarse un permiso de conducir tipo B o simplemente una licencia de conducir LVA. La legislación exige mucho menos para este tipo de vehículos por la escasa velocidad que alcanzan y por los entornos donde se usan la mayor parte del tiempo que muchas veces no son carreteras ni vías públicas.

 

En Talleres García Barreiro estamos especializados en mantenimiento y reparación de vehículos especiales y maquinaria relacionada con la industria, además de carretillas elevadoras, transpalets o apiladores. También estamos cualificados para la instalación de grúas, plataformas elevadoras y sustitución de cajas.